FEUSO pide la financiación de las Escuelas Infantiles de 0-3 años a las Administraciones implicadas para mantener el servicio y el empleo

08 Abril

08 Abril 2020 por FEUSO | Educación Infantil

El 14 de marzo fue declarado el Estado de Alarma. Desde este momento, todas las Escuelas Infantiles del país, públicas y privadas, tuvieron que cerrar sus puertas, con lo que esto ha supuesto tanto para las familias como para los trabajadores y trabajadoras. Las primeras, porque tenían que combinar el trabajo con el cuidado de sus niños pequeños; los trabajadores, porque de golpe se han quedado sin empleo.

 

Desde la Federación de Enseñanza de USO, entendemos que la respuesta de todas las Administraciones implicadas (Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y Estado) ha sido pésima, pues no se ha sabido dar respuesta a este sector tan importante que realiza una imprescindible y doble labor a la sociedad: la educativa (esencial para el desarrollo de los niños) y la social, porque permite la conciliación de la vida familiar y laboral. No son centros asistenciales sino educativos, y como tales deben ser tratados.

Las duras medidas que se han adoptado están llevando a la quiebra a muchas de estas pequeñas empresas, las Escuelas Infantiles, y de manera especial a las escuelas privadas. Estas escuelas están viendo cómo, a corto o medio plazo, si no reciben ningún tipo de ayuda, no les quedará ninguna otra opción que echar el cierre, con lo que esto va a suponer tanto para el sector como para el empleo de miles de trabajadores, la gran mayoría mujeres.

Hay que tener presente que este es el único nivel educativo en el que los profesionales no han podido continuar en sus puestos de trabajo, por lo que la mayoría de centros se han visto obligados a realizar ERTES y, en muchos casos, despidos. El impago de las cuotas por parte de los padres, la falta de ayudas de las Administraciones y el hecho de no ser consideradas como esenciales, hace inviable la continuidad de muchas de ellas. Esta es la cruda realidad.

Con el objetivo de impedir el cierre de estas Escuelas Infantiles, desde la Federación de Enseñanza de USO confiamos en el principio de solidaridad de todas las Administraciones ante esta dramática situación. Por eso, pedimos que este sector sea tratado de la misma forma que el resto de los sectores educativos con el fin de que no se destruyan más puestos de trabajo. Es imprescindible que, para su viabilidad, se garanticen las ayudas que se perciben desde las Administraciones, se asegure el empleo y sea ayude directamente a las empresas (la mayoría son pequeños empresarios, muchos de ellos autónomos, que no se pueden beneficiar de otras ayudas por no ser considerados esenciales).

También, desde FEUSO seguimos reclamando la gratuidad de todos los centros de 0 a 3 años, públicos y privados. Esta gratuidad es el elemento clave para asegurar la igualdad de oportunidades y el futuro de este sector.

En la Federación de Enseñanza de USO, estamos convencidos de que hay que revalorizar y prestigiar el extraordinario trabajo que llevan a cabo los trabajadores y trabajadoras de todas las Escuelas Infantiles, y más en estos difíciles momentos. Se trata de un sector mayoritariamente femenino, que está viendo como su futuro laboral y profesional se encuentra en grave peligro.

Back to top